BLOG de Fernando Orgambides

El planeta de las astas montantes

Pistola al cinto

09 septiembre 2010

Fue en septiembre de 1978 cuando me encontré por vez primera frente a frente con Fidel Castro. Asistíamos el periodista Jose Virgilio Colchero y yo a una recepción que el Comandante ofrecía a la delegación que acompañaba a Adolfo Suárez en su visita como jefe de Gobierno a La Habana. Colchero, corresponsal diplomático del desaparecido diario Ya, estaba obsesionado por saber si la pistola que llevaba al cinto Castro era de fabricación española. Alguien le había dicho que sí, pero quería comprobarlo. Y me arrastró en el empeño. Cuando tuvimos ante nosotros a Castro se lo preguntamos. Y entonces el Comandante desenfudó la pistola, se la mostró a Colchero y nos invitó a identificarla. Si no me falla la memoria, creo que era una Star automática del calibre 45. Fabricada en Eibar por la armería de Bonifacio Echeverría. Esa instantánea me acompaña desde entonces. No sólo por el impacto que me produjo. Sino por ser la primera (y única) vez que he tenido tan cerca una pistola. En aquellos tiempos Castro era para muchos españoles todo un mito. Prototipo de una novela de caballerías trasladada al siglo XX. Y para un periodista de 24 años como yo -marcado por el momento político de entonces- el guerrillero elevado a héroe sobre el que no cabe discusión. No me arrepiento de lo que pensaba en aquellos años, pero el tiempo me ha hecho cambiar respecto al Comandante. Especialmente cuando fuí conociendo aspectos desgarradores de su personalidad. Y mucho antes de que me expulsara de Cuba por mis crónicas en el diario El País. Octubre de 1991. Reconozco que los periodistas españoles hemos tenido mucha culpa en la glorificación de Fidel. Unas veces por admiración. Y otras por suponer que en el fondo era tan español como nosotros. Cuando nunca lo fue. Como tan poco ha sido nunca gallego. Que es lo que pensaba Franco, que no rompió con la Revolución. E invitó al Ché a Madrid. O después Fraga, que creyó a Castro de los suyos. Y le organizó (cuando era presidente de la Xunta) una visita a Galicia para que conociera la casa donde había nacido su padre. En el concello de Láncara, provincia de Lugo.

comandante-fidel-castroEstuve en Láncara el 28 de julio de 1992 cubriendo para El País la visita de Castro al terruño de su padre. Ángel Castro Argiz. Un parroquiano de extracción humilde que fue movilizado  como recluta sustituto para la Guerra de Cuba. Y que regresó a la isla en 1899 para probar fortuna como emigrante. Tras una sonada partida de cartas con un convecino  acaudalado llamado Ventura que se jugó las tierras, la casa y su propia esposa. Perdiéndolo todo en favor de Castro Argiz. Que le perdonó la deuda a cambio de no se sabe qué. Esa es al menos la leyenda que corre en aquellas tierras lucenses. Y que a Fidel -preguntado en 1988 al respecto- no le extrañaba porque tenía constancia de que su padre fue un excelente jugador. El progenitor del líder cubano ya era rico doce años después de llegar a Cuba. Tras abrir una bodega (tienda) con alojamiento para los jornaleros de un ingenio de la United Fruits Company llamado Preston. Y trabajar simultaneamente como contratista en la tala de leña para las calderas de la azucarera. Propietario más adelante de una hacienda en Birán llamada Manacas, casó con la maestra del pueblo. Que le enseñó a leer y a escribir. Y le dio cinco hijos, dos fallecidos al poco de nacer. Pero después apareció en su vida una segunda mujer. Lina Ruz González, nieta de españoles. Y que fue la madre de Fidel, tercero de siete hermanos. Recuerdo a Fraga a lágrima viva ante la que fuera vivienda del padre de Castro en Láncara mientras éste seguía impertérrito los discursos oficiales sin mostrar emoción alguna. El entonces presidente de la Xunta había organizado aquel encuentro para corresponder sentimentalmentea a Castro por la hospitalidad brindada en su visita el año anterior a Cuba. Que discurrió en un baño de multitudes organizado por el regimen. Aunque también convencido de que ambos coincidirían en compartir morriña por ser hijos de emigrantes gallegos. Pero el Comandante estaba en otra. Como siempre lo estuvo. Y en vez de sentirse orgulloso de su padre por haber sido un emigrante exitoso, se presentó a los concurrentes como “nieto de campesinos pobres”. Aquella visita terminó mal. Con Castro abandonando España antes de tiempo al sentirse acosado por los políticos de uno y otro lado que le invitaban a hacer cambios en la isla. Y por la sugerencia que le lanzó el entorno de Fraga para que se retirara en Galicia. Con la mansión del magnate mexicano Mario Vázquez Raña a su disposición.  En Avión, municipio orensano de la comarca del Ribeiro.

Las pocas simpatías que yo mantenía ya hacia Castro se esfumaron en 1989 cuando indujo  -mediante un juicio farsa- a la ejecución del laureado general Arnaldo Ochoa -héroe de Cuba en África- y del coronel Antonio de la Guardia (junto a otros dos oficiales más) acusados de tráfico de drogas. Y cuando todo el mundo sabía que se trataba de un ajuste de cuentas al percibir el Comandante que estos militares preparaban su relevo en un momento en que la extinta URSS abrazaba la perestroika. Fue el diario oficial Granma el encargado de revelar los supuestos delitos. Que la contrainteligencia de Villa Maristas -la lubianka cubana- se había encargado de tejer finamente a modo de trama para que no existieran dudas de que se trataba de un caso de crimen organizado. Esto ocurría el año en que Rumanía se levantaba en barricadas contra Ceaucescu. Y el matrimonio presidencial era fusilado a ojos del mundo por sus crímenes. El apellido De la Guardia gozaba de extraordinaria popularidad (y prestigio) en Cuba porque identificaba a dos hermanos gemelos que habían sido amigos personales de Salvador Allende. Tony y Patricio, coronel y general del Ejército respectivamente. Que llevaban toda la vida juntos. Y en envidiable armonía. Como los Kaczinsky polacos hasta la trágica muerte de Lech. Los De la Guardia fueron arrestados, encausados y condenados, pero Tony fue pasado por las armas mientras que Patricio ingresó en prisión con una pena a cumplir de 30 años. Lo más difícil de entender es el grado de crueldad a que puede llegar un personaje como Castro para ordenar la ejecución de un hermano y dejar vivo al otro. Que excarceló ocho años después permitiéndole  residir en su domicilio de La Habana en libertad vigilada. Pero sin poder abrir la boca. Este verano los periódicos han llevado a Fidel a portada por su reaparición en público tras cuatro años de retiro a causa de una grave enfermedad. Para sorpresas de unos, ha reconocido su responsabilidad en las batidas contra homosexuales que se llevaron a cabo en los albores de la Revolución. Y para satisfacción de otros, acaba de admitir que el modelo cubano “ya no funciona” ni en la isla, además de censurar a Ahmadineyad por sus expresiones antisemitas. Cabría pensar que el líder cubano a sus 84 años quiere ser absuelto en vida sin esperar a que lo haga la historia. Pero ese cuento no va a arrancar mi compasión. Porque el Comandante que yo conozco es el de la pistola Star al cinto. Que se declara nieto de campesinos pobres antes que hijo de un emigrante gallego al que agració la vida. Y que para mantenerse en el poder decidió eliminar fisicamente a sus contrincantes en un ejercicio de crueldad infinita.

Share

Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,

36 comentarios

  • En el blog: Pistola al cinto: Fue en septiembre de 1978 cuando me encontré por vez primera frente a frente con Fid… http://bit.ly/9n2g8U

  • …que bien contado está esto.

  • Despues de unas largas y merecidas vacaciones, vuelvo a la vida cotidiana y me encuentro sumergida en tu blog que como seguidora, leo con atención.
    Siempre nos muestras tus interesantes encuentros con politicos, escritores y personajes historicos o actuales; hoy nos hablas del “Comandante” de sus origenes y de sus relaciones con Fragra y con -entre otros- Mario Vazquez Raña, quién conocí muy bien en 1993 por estar cenando con el y su familia varias noches en su fastuosa casa de verano en Acapulco guardada por militares armados hasta las cejas.
    Hoy “el Comandante es de rabiosa actualidad por sus declaraciones (después de 4 años de retiro forzoso) sobre la ineficacia de la politica cubana. Sorprendente no?.

  • Este es el mejor artículo que he leido en mi vida sobre Fidel Castro. Impresionante. Un abrazo y mi más cordial enhorabuena.

  • Esa será su opinión; no la mía.

  • Afortunadamente el coronel Tony de la Guardia dejó en este mundo una impresionante y amorosa hija, Ileana, que desde Paris, donde vive, se ha convertido en el azote del regimen comunista de los hermanos Castro y en una voz legitimada para esclarecer la verdad de aquella trampa criminal que le tendieron a su papa, al general Ochoa y a otros dos oficiales, Descansen en paz estos nobles militares y todos aquellos que han dado la vida por liberar a Cuba de este enfermizo dictador que todavía tiene en su poder las riendas de la nación.

  • Me alegro de que pienses así. Estuve en Cuba cuando tenia 23 años, y tanto me impresionó como vivía los cubanos, gente tan maravillosa, y como eran tratados y coartados en sus libertades de expresión y en el grado de misería al que habían llegado, que no pude nada más que pensar que el dirigente de aquel precioso país no se merecía ni ser cubano ni estar donde estaba. Cosa que aun continuo pensando.

  • Podría pensar que Castro ha perdido la cabeza, se está arrepintietiendo de sus pecados o que ya le da igual todo, pero no. Los 84 años que tienen no le han quitado la lucidez y si ha salido a la palestra después de su larga convalencencia o supuesta jubilación es porque su hermano Raul lo necesita para introducir cambios en el modelo cubano que acaben con el ruinoso proteccionismo estatal que pesa sobre Cuba, con instituciones burocratizadas hasata lo inimaginable y el pueblo subvencionado y -!!!aquí está la clave!!!!- sin dar clavo y viviendo en holgazanería. Esto es lo que trajo la Revolución comunista a Cuba: subsidiados, policias, militares y muchos gorditos en el Partido comiendo del Estado. ¿Quien trabaja allí?

  • Lo más grande de una democracia es “la libertad” Libertad, para que cada individuo pueda tener una opinión y se respeten las distintas formas de pensar. Lo contrario a esto es la obligación al pensamiento único.

    Esto lo se lo digo a M.L.R., porque él puede aquí decir que no está de acuerdo con la visión de Fernando. En Cuba, “no podría hacerlo” Ahí reside la diferencia.
    Fernando suscribo, totalmente, tu comentario, Fidel Castro es un ser odioso, pero entre todos se ha ayudado a que esté donde está.

    Enhorabuena, porque lo has bordado.

  • Muy buen artículo sobre Fidel que no se merece ninguna compasión por parte de nadie. Una vez más, gracias por darnos estas lecciones de historia tan interesantes!!

  • esta vez lo has bordado en oro, amigo orgambides.

    genial, descriptivo y clarividente.

    enhorabuena.por tan logrado trabajo.

  • ¡Lástima que Fidel haya tardado tanto tiempo en empezar a darse cuenta de los errores cometidos!

  • Discrepo totalmente con lo que aquí se está diciendo. Con Fidel, Cuba recuperó la a vergüenza que otros le hicieron perder prostituyéndola frente al mundo. Los logros revolucionarios están presentes: educación, sanidad, cultura, independencia, socialismo y orgullo patrio. Con un modelo social que los gringos nunca dejaron desarrollar al decidir un brutal bloqueo sobre la isla que todavía está vigente y ataca al bienestar del ciudadano. ¿Os parece poco medio siglo viviendo en dignidad?

  • Medio siglo de familias divididas, de opresión, de partido único, de violación de los derechos humanos, de estado parapolicial, de falta de alimentos básicos, de hambre y de falta de libertad.

    Medio siglo de fanatismo castrista, de burocracia inepta, de guerras absurdas, de crimenes y torturas, de encarcelamientos por pensar distinto y de imposibilidad de salir fuera del pais en libertad.

    Medio siglo de estar bajo el yugo de una casta dirigencial que por el hecho de haber puesto en marcha la Revolución se considera en el derecho a vivir vitaliciamente por encima del pueblo y con comodidades.

    Y me quedo corto. ¿Os parece poco?

  • ¡¡¡¡¡UNA REVOLUCION NO PUEDE DURAR. CINCO AÑOS!!!!!,

    POR CIERTO, LE RECUERDO AL COMPAÑERO FERNANDEZ QUE EN EL ALEGATO QUE HACE EN SU COMENTARIO SE HA OLVIDADO DEL DEPORTE Y DEL GRAN MEDALLERO QUE LLEGO A TENER CUBA. LO PENOSO ES QUE MUCHOS DE ESOS DEPORTISTAS PIDIERON ASILO POLITICO EN PAISES DE OCCIDENTE PARA PODER DESARROLLAR FELIZMENTE SU CARRERA Y REVERTIR SUS EXITOS A LA MEJORA DE SU BIENESTAR Y DE SUS FAMILIAS. ESO DE ENTREGARLE LOS TROFEOS A LA REVOLUCION PARECE QUE NO LES GUSTABA MUCHO A TENOR DE LO QUE HEMOS VISTO.

    UN SALUDO A TODOS Y FELICITACIONES AL AUTOR.

  • Enhorabuena por este artículo.

  • Cuando leí en la prensa que Fidel decía que el modelo cubano no funcionaba ni para los cubanos te juro que no me lo creí. Pensé, o a este personaje se le ha ido la cabeza a los ochenta y tantos años o está buscando alguna contrarespuesta porque con esa afirmación tan fuerte reconocía su fracaso histórico, o sea el de la Revolución. Y me dije, aquí hay una segunda parte. Mi intuición se ha cumplido, Fernando, porque ahora le echa las culpas al periodista de la frase, creando la confusión. Donde dije digo, digo diego. Vamos que ha querido rectificar diciendo que nunca quiso decir eso sino todo lo contrario. O sea, que el modelo cubano funciona. Pero el periodista reaccionó inmediato y confirmó que Fidel dijo exactamente esta frase y que sobre una afirmación tan rotunda no caben interpretaciones y menos del blanco al negro. Ese es Fidel, un manipulador de la historia y de sus propias palabras. Quien mejor lo ha calificado ha sido quien mejor lo conoce, como Huber Matos, comandante de la primera hora revolucionaria ahora en el exilio. Ha dicho de él: FIDEL CASTRO ES UNA SUJETO DIABOLICO QUE LE HA HECHO MUCHO DAÑO A CUBA.

  • Este hombre nunca estuvo bien de sus cabales.

  • Comandante Fidel:

    La Revolución es tu gran obra.

    Todavía somos muchos los que estamos a tu lado.

    En España y en el mundo.

    ¡Viva Cuba!

  • Muy bien retratado el personaje. Te felicito.

  • Villa Maristas o La Villa, en el reparto de Sevilla. La cámara de los horrores de los servicios secretos cubanos, el terrorifico G-2, desde donde se fragua la represión sin piedad contra el pueblo y donde se orquestan los lavados de cerebros a los que se han visto obligadas personalidades del sistema que se atrevieron a discrepar. Solo leerlo se me ponen los vellos de punta porque en La Villa o en el Colegio, su otro nombre, se ha torturado y se ha matado a personas detenidas porque allí hay celdas de castigo con potentes bombillas que no se apagan nunca para presos de conciencia sometidos a investigación. Que pena, sustituir ese histórico santuario colegial de la educación de los Hermanos Maristas por un centro de terror del dictador cubano Castro. Porque para que no se engañe la gente en Cuba no se hace nada sin la autorización de Fidel, antes cuando ejercía el poder en todos los sentidos y ahora que lo ejerce a la sombra de su hermano Raul. Dicatdura feroz y no se equivoquen.

  • Interesante artículo y es lo enriquece más el matíz que le das.

    Qué tal las vacaciones???

  • Lo más lamentable de todo esto es que los españoles como siempre damos la nota respecto a Cuba. No se puede hacer más EL ridículo que el que hacen Zapatero y Moratinos con ese regimen obsoleto dirigido por momias de uniforme verde oliva.

    Pero que quiere Moratinos al insistir en cambiar las condiciones de la relación de la UE con la Cuba comunista? Mantenerle el enchufe al cadáver. Para qué? No se da cuenta que estamos apoyando a una dictadura. O que es Cuba?

    Uffff! Chávez, Fidel, Evo… El PSOE se está cubriendo de gloria!!!!!!

  • ¡Qué sorpresa encontrarte aquí después de tanto tiempo, Fernando!

    Fuerte abrazo.

  • Fidel esta empeñado en comerse a Fidel. Algunos, ya pocos, todavía siguen percibiendole como el héroe revolucionario; los mas, le vemos como un dictador, un asesino que, lamentablemente, morirá en su cama y no en una cárcel.

    Nada queda ya del revolucionario, nada queda de la institución, solo queda miseria y hambre. El franquismo no sobrevivió a Franco, como el Castrismo no sobrevivirá a Fidel. Entretanto, pobre Cuba.

    Enorme como siempre, Fernando.

    Un abrazo desde el Pais del Bidasoa

  • 50 años de Revolucion no se pueden borrar de un plumazo. Muere el hombre pero queda su obra. Lo quiera o no, Fidel pasará a la historia. Mejor dicho, es ya historia. Por eso comprendo la actitud del Gobierno español, y no sólo de Moratinos. Tenemos muchos lazos en común con Cuba para que, por imprudencia o actitudes temperamentales, nos carguemos la relación. No podemos secundar políticas temerarias como la del PP cuando Aznar gobernó. La diplomacia es un don que los gobiernos deben ejercer con prudencia y respeto.

    Saludos cordiales.

    R.D.E.

  • Magnífico retrato, Fernando. Me ha gustado mucho también Tirano Banderas. Saluditos.

  • DIGAS LO QUE DIGAS, FIDEL PASARA A LA HISTORIA COMO UN HOMBRE GRANDE QUE HIZO DE CUBA UN PAIS GRANDE Y ADMIRADO Y DOTO DE DIGNIDAD Y ORGULLO A SU GENTE. ESTA CLARISIMO.

  • Creo que en este blog somos mayoría…

  • Siempre me ha llamado la atención de la ausencia por parte de la mayoria de los periodistas españoles de críticas a los regímenes considerados de izquierdas, aunque conculcaran – como es el caso de Cuba- los mínimos principios de la libertad del individuo.
    La ensoñación de la revolución, el enfrentamiento de los “héroes” (asesinos como el Ché) con el coloso, EE.UU., la supuesta igualdad de todos los cubanos….hacen caer las plumas y silenciar las actuaciones intolerables de dictadores , incomparablemente más nefastos que Franco, una Virgen de la caridad comparado con estos sátrapas.
    Ya toca decir la verdad de Cuba y que se oigan las voces altas y claras, sin complejos.
    Si no perdono a Carrilo ni a Anguita, entre otras cosas, por sus paseos por la Rumanía de Ceaucescu o por la Albania de Hoxha sin explicar al mundo la realidad que vivían aquellas gentes, menos a los periodistas que visitan La Habana y son incapaces de regresar y derribar el mito.
    Porque vivimos de mitos, de historia mixtificada y si no, mirad el negocio de la imagen del Ché, millones de jóvenes llevan el rostro de un asesino en el pecho. Qué bonito ! y Fernando, tu artículo excelente, aunque llega un poco tarde.
    Ya es hora – como decía aquel- de derribar las murallas que nosotros mismos levantamos y defendemos con tanto fervor, mientras afilamos los cuchillos contra el primero que ose a criticar a un palestino, aunque esté caragdo de explosivos.

  • Este blog tiene calidad literaria y rigor en el dato. Esto no es frecuente en Internet, así que le felicito y le animo a que siga porque esta es la única manera de elevar el nivel y vencer a tanta inexactitud y frivolidad que se lee por ahí. Enhorabuena y un cordial saludo.

  • Claro que Fidel pasará a la historia, al igual que Hitler, Stalin, Mussolini o Franco, querido Roger. Son muchos años de dictadura!

  • Carmen Postigo, te has pasado cien pueblos. Sabes bien que no son comparables.

    Saludos cordiales.

  • Estimado Roger:
    Tienes razón, Fidel no puede ser comparado ni con Hitler ni con Stalin. Ellos mataron a muchísimos más, sin embargo el cubano no tiene nada que envidiar ni a Hoxha, ni a Ceaucescu, sólo que él está vivo, gobierna y encima es admirado por algunos defensores de los derechos humanos.

  • Estimada Carmen, no quiero polemizar contigo. Me parece respetable tu opinión, pero no me vas a convencer. No me compares tampoco a Fidel con Ceaucescu ni con Hoxha. Ceaucescu fue un ladrón declarado que lo mandó al paredón su propio pueblo y Hoxha un visionario siniestro que tuvo a Albania alejada del mundo. Sólo un dato para terminar y cerrar este diálogo digital: ¿Te parece poco que las generaciones nacidas en la Revolución hayan crecido sanas y tengan la posibilidad de acceder a una educación superior sin condiciones? Cuando en el resto de América Latina la sanidad y la educación son sólo bienes de unos pocos.

    Muchas gracias y hasta otra.