BLOG de Fernando Orgambides

El planeta de las astas montantes

Salón México

25 julio 2009

En los años noventa mi buena amiga la actriz mexicana María Rojo lideró una maravillosa iniciativa para recuperar uno de los locales nocturnos más emblemáticos del Distrito Federal. Me refiero al Salón México, establecimiento casi centenario ubicado en la Colonia Guerrero, en pleno corazón de la ciudad, y que fue bautizado en su día como la catedral del danzón, baile originario de Cuba que los mexicanos hicieron suyo a finales del XIX, incorporándolo de inmediato como seña de identidad a sus tradiciones, siempre revestidas de colorido popular. Consiguió María Rojo su objetivo y el Salón México, que llevaba años cerrado, reabrió de nuevo sus puertas, pero en un edificio colindante de ladrillo visto, más próximo en lo arquitectónico a los viejos almacenes textiles del Soho neoyorkino que a aquel barrio postcolonial de la capital mexicana. El edificio, conocido por La Nana, había albergado otrora una subestación eléctrica, cuya vetusta maquinaria quedó incorporada como elemento decorativo de su nueva etapa. Y a sus salones empezaron a acudir parejas de danzoneros de todas las edades, pero también gente de la bohemia mexicana, fundamentalmente periodistas, escritores y artistas, que apostados en sus mesas contemplaban con curiosidad los elegantes pasos de este baile entre el humo de sus cigarrillos y sorbos de combinados de ron

salon-mexicoDe aquel local remozado mantengo recuerdos inolvidables, sobre todo de sus inicios, con María Rojo entregada en cuerpo y alma a su promoción. Fue allí mismo donde Manuel Polanco y yo presentamos El País México, embrión hoy de la edición americana del periódico. Y también allí fue donde por primera vez presencié este baile y supe de sus orígenes, que todos atribuyen al genial compositor matancero Miguel de Failde y Pérez, hijo de gallego y mulata cubana, cuya primera pieza estrenó el día de Año Nuevo de 1879. Concebido como el baile nacional cubano e inspirado en la country dance llegada de las islas británicas, vía Francia, el danzón entró en México por el puerto de Veracruz y la península de Yucatán, extendiéndose al Distrito Federal en los años de la Revolución y alcanzando su mayor apogeo con la aparición de la radio y la evolución de la discografía. El primitivo Salón México -ubicado en la misma calle del que yo conocí- fue inaugurado en 1920 en un edificio que antes había albergado una panadería. Me contaba María Rojo que allí acudían las muchachas del barrio a bailar descalzas, por lo que se tuvieron que habilitar carteles advirtiéndo del peligro de encontrarse con colillas encendidas en la pista.

El danzón consiste en bailar en pareja dibujando cuadros, con los pies en el piso y haciendo giros, todo ello acompañado de música orquestal. Este baile ha inspirado algunas películas, como Danzón, protagonizada por la propia Rojo, o Salón México, que ha llegado a tener dos versiones, una del Indio Fernández (1948) y otra de José Luis García Argoz (1995), ambas ambientadas en el mundo del cabaret. También ha dado nombre a una composición musical, como la del director de orquesta neoyorkino Aarón Coplan (1936). En su primera etapa, el Salón México abría de siete de la tarde al amanecer, pero en los años sesenta tuvo que cerrar sus puertas al fracasar como negocio por una disposición municipal restrictiva para el horario de los locales de baile. La segunda etapa también ha tenido un final parecido, pese a que el danzón sigue siendo un baile arraigado en México, aunque nada comercial para los establecimientos nocturnos. Cerró hace unos años, pero su pista dormida acaba de despertar de un sueño. Mónica Mateo-Vega contaba días pasados en el periódico La Jornada que volvía a abrir sus puertas, recuperando el viejo nombre de La Nana para convertirse en una fábrica de artes para niños interesados en la danza y en el mundo del circo. Al menos quienes allí se inicien podrán conocer su historia y aprender los pasos del viejo danzón. Pero nunca será lo mismo.

Share

Etiquetas: , , , , ,

35 comentarios

  • Que pena cuando se cierra un local emblemático en la vida de una ciudad, los barceloneses hemos visto como cerraban muchos. Pero también la alegría es mayor cuando reabren sus puertas, hace una semana he asistido a la reapertura del Velódromo , bar que frecuentaba habitualmente hasta que lo cerraron. Me alegra que el Salón México, aunque con otro cometido, vuelva a abrir sus puertas

  • Fernando que regalo mas grande me has dado , Que recuerdos… La veces que terminamos mis amigos y yo despues de una boda bailando danzon en El Salon Mexico. Bueno eso de bailando es un decir porque vayaa que es dificil seguir los pasos y el ritmo tan cadencioso. Era un movimiento como de olas, de suave brisa . Yo te fonfieso salia enamorada de aquellos hombres de bigotito y muy engominados bailando como si flotaran. El lugar era muy especial y las orquestas en vivo, y, nadie bebia , tomabamos orange crush y la cigarrera no s vendia tambien dulces, La señora Maria Rojo es toda una institucion su pelicula Danzon la vi muchisimas veces y ahora mismo me encanataria volver a verla. Fue una pena que acabaran con todos estos lugares donde nos divertiamos y los mexicanos eramos un pueblo muy feliz .

  • ¡Qué gran sitio para presentar El País México! Con tus artículos nos acercas esos mundos que has conocido. Un saludo.

  • No conoci el Salón México, seguro que de conocerlo me hubiera gustado.Me parece maravilloso su recuperación.
    El esfuerzo de María Rojo en México, me parece admirable al igual que en Barcelona hicieron muchas personas e instituciones para reconstruir “El Liceo” en su día destruido por un fatal incendio.
    Me viene a la memoria el esfuerzo que hacen muchas personas anónimas en recuperar, poner en funcionamiento, y coleccionar objetos antiguos con la finalidad de que no se olvide que existieron y el progreso que significó en su momento, prueba de ello es el Rally Internacional de coches de época que se celebra anualmente de Barcelona pasando por las costas del Garraf, en dirección a Sitges.Todos los propietarios de los coches que han dedicado muchas horas del año, en limpiarlos, repararlos etc. los exponen en la Plaza Sant Jaume de Barcelona para que sean admirados por los expectadores y recordarles como fué la primera aparición del coche a motor.

  • Esta descripción tan lujosa en detalles, acerca del Danzón, me ha transportado a la fiesta mayor de mi pueblo, que se celebraba en el mes de agosto. Teníamos baile de tarde y baile de noche en el que la gente se ponía sus mejores galas. La música era orquestal y me ha sorprendido, que el Danzón, es la música que en mi pueblo le llamábamos bailable. Voy a buscar las películas que mencionas, me han dado ganas de verlas.

  • En efecto, hay estuvimos: “gente de la bohemia mexicana, fundamentalmente periodistas, escritores y artistas, que apostados en sus mesas contemplaban con curiosidad los elegantes pasos de este baile entre el humo de sus cigarrillos y sorbos de combinados de ron…” Y también bailábamos!!! Sí, bailábamos danzón!

    Gracias por llevarme la primera vez. Quien ha estado en el Distrito Federal y no conoce el Salón México, no conoce la ciudad…

  • Deliciosa evocación Fernando. Me trajiste muchos recuerdos
    de los noventa. María Rojo siempre ha tenido una presencia
    magnífica como actriz, como ciudadana… Gracias! m

  • Cada día me sorprendes con la diversidad de tus artículos, los espero con curiosidad y con ganas. Hace unos días pude recorrer con nostalgia, “Mi barrio” y me diste la oportunidad de conocer y disfrutar del tuyo. Viaje a Edimburgo, y lo disfrute con un guia de lujo. Me enrole en el Juan Sebastian Elcano,
    ¡ que ilusión!. Volví al sur de Marruecos ¡ que belleza!. Hoy viajamos a México, precioso país, alguien ha dicho que si no has estado en el Salón México, no conoces México, yo no he conocido esté salón, pero gracias a ti Fernando, que has sido quien me ha creado la curiosidad, ayer por la noche en mi casa , y con mis emocionado amigos méxicanos,se habló del Salón México , brindamos con Tequila a tu salud y nos marcamos unos pasitoscon musica Danzón. Ya casí puedo decir que conozco México un poquito mas.

  • Me ha gustado mucho lo que has escrito sobre el Salón México, me ha recordado a mi querido baile “La Paloma”.
    La Paloma es un local mítico en Barcelona, una joya del arte modernista catalán, esta en el corazón del barrio del Raval en la calle del Tigre, se conserva tal y como abrió hace 100 años, con palcos de terciopelo rojo, relieves dorados, molduras en forma de guirnaldas en el techo y una majestuosa pista de baile, en la que me he divertido mucho con mi pandilla de amigos, bailando desde rumbas, cumbias, chachacha, pasodoble. Por eso creo que es una pena que locales tan maravillosos tengan que cerrar. Me parece que le has dado un bonito homenaje al Salón México y a todos los Méxicanos que lo disfrutaron.

  • Como me recuerda, la fiesta mayor del pueblo donde pasaba los veranos, bailabamos tarde y noche en un entoldado que ponían en la plaza, al son de una orquesta de tercera. Has conseguido transportarme a un pasado muy feliz

  • Lo bonito es danzar en México o en cualquier parte del mundo, yo soy de Eivissa , de San Miquel de Balanzat, y uno de mis mas bonitos recuerdos, es cuando en los veranos la noche del jueves saliamos todo el pueblo a bailar a la calle, no teniamos orquesta pero si una chica que cantaba y tocaba el acordeon, hace ya por lo menos 10 años que no se hace, sería muy divertido recuperarlo. Me ha gustado mucho lo que ha contado sobre el Salón México y el Danzón, si algún día voy a México, iré a conocerlo.

  • No conocía de la existencia de este local pero estoy de acuerdo en que es una pena que locales como este cierren.

    En muy poco tiempo se han producido grandes cambios
    (algunos lo llaman evolución) y una de las cosas que más ha cambiado es la forma de disfrutar el tiempo de ocio.

    Nos hemos vuelto más pasivos y sedentarios. Triunfan, el trío compuesto por sofá, televisión y mando distancia (generalmente en poder del patriarca de la familia que no lo suelta ni dormido); internet y los juegos de las famosas maquinitas (sus usuarios suelen coincidir); y los deportes que aunque tienen una gran aceptación son muchos más los espectadores que los deportistas.

    Por último está el baile. En general se ha dejado de bailar.

    Hoy en día, es muy frecuente que parejas casaderas reciban un par de clases para aprender a bailar el vals el día de su boda.
    Ahora se baila de otra manera, incluso ni tan siquiera se necesita pareja para poder bailar.

    El Danzón al igual que la Salsa, el Cha- Cha- Cha, el Merengue, la Cumbia, la Samba, Rumba- Bolero, etc, etc hace años que en nuestro país ya no se bailan normalmente. El baile actual, carece de la magia, sensualidad y complicidad que tienen los bailes latinos que funden dos cuerpos en uno solo al ritmo de una música que transmite sentimiento.

    Una asignatura que añadiría al actual currículo escolar es la de música – baile, quizá conseguiríamos que nuestra juventud se volviera más sensible y receptiva.

    Seguro que La Nana no volverá a ser lo que era, como tampoco lo seremos nosotros.

  • Fernando

    Encanto al entrar por primera vez en tu blog y descubrir tu elogio al danzón. El jueves compartiendo cena hablamos de Veracruz, su música y su plaza. Todo un mundo enmarcado en sus soportales con la dulce melodía del danzón y su elegancia criolla al fondo. Gracias por traducir en palabras el tierno recuerdo que me asaltó mientras conversábamos. ¡Ah!, y gracias por la referencia al Hotel Argantonio; allí justo, en esa casa, viví mi agradable experiencia gaditana. Un abrazo

  • Es increible la danza. Látima que en estos tiempos se está perdiendo el folclor en los paises de Latinoamérica y se están haciendo de bailes poco originales y vulgares.

    El baile es una expresión de arte, alegria, amor, como cortejar a tu pareja de manera discreta y expresarle lo que no te atreves a decir con palabras.

    En Colombia hay diversidad de folclor, como la Cumbia, el San juanero… un sin fin de bailes que ahora la gente no sabe, ni quiere recordar que son las raices de nuestra cultura.

    Recordar es vivir y no olvidar quienes somos y de donde venimos. Y recordar nuestros origenes con nuestros bailes folcloricos, es una parte de nuestra historia.

  • ¿ Cuantos locales como el ” Salón México” , habrá en cualquier ciudad del mundo? , donde sus gentes se diviertan bailando. Y cuantos habrán cerrado por culpa del precio del suelo, que tienta incluso a los mas nostálgicos, tenemos que proteger el patrimonio, con ayudas a los propietarios de locales como este, para que nunca tengan que cerrar. Me alegra que por lo menos el Salón México,no se haya convertido en una entidad bancaria.

  • Que agradable leer este pot sobre el México que muchos hemos conocido. De gente amable, música maravillosa y estupenda gastronomía. Tan alejado del de la constane “balacera” que leemos y vemos en diarios y televisiones.

  • Salas de baile que cierran sus puertas, en distrito federal,en Barcelona, en Madrid, capitales todas, pero también en los pueblos donde salones de baile han dado paso a esas macro discotecas donde el ruido es lo predominante, las modas cambian y estos salones ya no tienen cabida en una sociedad demasiado acelerada para las tertulias, los pasos de baile, para el cigarrillo…..; en uno de esos pueblos mis abuelos tuvieron un salón de baile, personas sin cultura supieron darle a sus hijos una formación musical, quizas su amor a la música, en ese salón mi tio Bartolome tocaba la trompeta, mi tio Jacinto el saxofón y mi tia Marce el violín, mi abuelo servia la gaseosa y mi abuela en la puerta recogia las perras gordas , donde se bailaba el pasodoble, el cha-cha-cha, el bolero…… los bien llamados ahora “bailes de salón” porque de allí proceden de salones como el de mi abuelo, tengo un vago recuerdo de sus arcos, su suelo de baldosines y la tarima donde se ponía la orquesta y a la que yo no llegaba sino era con una banqueta. Me produce alegria cada vez que me llegan las noticias de la reapertura de alguno de estos salones, es abrir las puertas a un pasado que no se ha ido sino que simplemente permanece callado.

  • Esta bien que los edificios que tienen tanta historia entre sus
    paredes no queden en el olvido . Todos los pasamos mal
    cuando el emblematico El Molino de Barcelona, iba a desapa-
    recer , Felices Vacaciones a todos!!!!!

  • Mis padres se enamoraron bailando el Danzón. En la intimidad de un cuadro que a golpe de ritmo dibujaron con cadentes giros y cómplices miradas. Las damas, con sus vestidos ceñidos, tacones altos y los caballeros con traje de hombreras
    y pelo engominado. Ellas, con labios rabiosamente rojos y ellos ,con coquetos bigotes.
    Mis padres conocieron El Salón México, toda una institución cuya virtud era su prodigiosa convocatoria. Como bien dices, la Bohemia y la Intelectualidad se daban cita en ese templo del Danzón. Pero también “El pachuco”, un personaje de maneras vulgares, con un punto canalla, pero genuinamente auténtico. Una palabra que no viene precisamente de “pachuquear” que significa curisoamente, bailar, según el Diccionario de la Real Academia.
    Muchos años después de aquel romance, descubrí el Bar León, ubicado detrás de la Catedral Metropolitana del Distrito Federal. Ahí se bailaba a ritmo de salsa con la orquesta de Pepe Arévalo en vivo. Este local tuvo su época dorada y al igual que en El Salón México, lo mismo encontrabas a un afamado escritor, que un “ruletero” (taxista), ó un “niño popis” (pijo) de la Universidad Anáhuac.
    Que acierto la elección del Salón México para lanzar la versión
    mexicana de “El País” . Ojalá un día recuperes en tu blog aquella ocasión, que volvería a florecer en este Plantea de las astas montantes.

  • podrian decirme direccion del salon de baile mexico gracias

  • Viví años en México, sabía que existía el Salón México, pero… era muy chica para poder ir, aunque me hubiera encantado, por ver bailar y escuchar danzones. Siempre me ha parecido una música atractiva y muy sensual, acaso ésta idea la tengo por películas que se desarrollaba una parte en dicho salón. Lástima, todo lo bueno se acaba. Un saludo.

  • Pero nunca será lo mismo… Bueno, hay cosas que se van y definitivamente ya no vuelven y tal vez -quién sabe- la mayoría de las veces bien está que así sea. Te percibo especialmente nostálgico hoy y no acierto a entenderlo del todo: que un edificio singular y con tanta historia como éste, se reinvente de nuevo para convertirse en nodriza de niños aficionados a la danza y al circo me parece algo entrañable. Pero si hasta el viejo nombre que hoy recupera, La Nana, parece confabularse con lo que te digo! Y así, entre nanas y danzones, amigo Fernando, como que la cosa promete… o no?

  • hola

    solo para que me que de claro… entonces el edificio de la nana no es donde originalmente estuvo el salon mexico?

  • el edificio de la nana corresponde a la segunda etapa de salon mexico. fue el lugar elegido por maria rojo para su reemplazamiento. estaba muy cerca del original salón mexico, pero no es el mismo. espero que satisfaga tu curiosidad, germán, aunque orgambides lo deja claro en su post. un saludo.

  • gracias por tu respuesta Jose… pero ya acabar ahora si con mis dudas… en el momento que estaba el “salon mexico” original, tambien estaba el edificio de la nana (o estacion de tranvias)

    saludos

    atte german

  • Convivían los dos edifcios, Germán. Uno como salón de baile y el otro como edificio puramente eléctrico. Un saludo de nuevo.

  • En mi próxima visita a Ciudad delMexico gustaria de encontrar un local para bailar boleros,mambos e rumbas com mi mujer Nadir.Agradesco por receber indicaciones.

    Mejores saludos,

    Marcos J.L.Carvalho

  • Yo tengo una pregunta. En que año cerró por segunda vez el salón méxico?

  • hola me gusta los comentarios del salon mexico mas x q ahora es la nana fabrica de las artes y ahy bailan unos niños de las escuelas primarias y le dan la opurtunidad d q se desenvuelval en ese ambito y mas x q lo hacen en un salon q tiene muchos años y q todavia se conserve en buen estado

  • Me encanta saber todo sobre el salon mexico ya que me lo inculcaron recuerdo que desde muy pequeña mi padre me contaba de como se reunian para bailar los torneos de baile que hasian y como se vestian tanto los hombres como las mujeres el fue campeon de tango y tiene sus trofeos fotos y muchos recuerdos de cuando el estaba en ese magico lugar hoy que desgrasiadamente ya no esta con migo me entra mucha la nostalgia y al ver estos reportajes de lo que es el salon mexico es como recordar lo feliz que el era en ese lugar y compartir sus emociones y anegdotas con mis hijos es fabuloso gracias por tantos recuerdos

  • Muchos años de mi juventud bailé el Danzón con la orquesta de Carlos Campos nos amanecíamos bailando un tipo no clásico sino “floreado” como parte danzón y swing. inventábamos pasos nuevos y no tomábamos, un saludo a toda la pandilla de tacubaya, el guansaras, el greña loca, la tortuga, el gordo q.p.d., etc Eramos como veinte hombres y mujeres, nadie se propaso con alguna de las mujeres que yo sepa, Todo era baile de los 55 a los setentas fue formidable, como añoro esa época.
    El baile para mi es algo indispensable para nuestra sociedad no importa la edad.
    En estos malos tiempos se deberían abrir centros de baile para luchar contra los vicios, somos un pueblo bailador, creo que si se hiciera una encuesta sobre el tema el ochenta por ciento estaría de acuerdo, Luchemos por conseguirlo y que el G. D. F. abra un nuevo salón México en el centro.

  • El arte es el pulmón del alma, como los árboles el pulmón del mundo.
    Si el arte y los árboles desaparecen, ya no podremos respirar.
    Por eso hay que cultivar el arte y sembrar árboles, protegerlos, defenderlos, exhibirlos, compartirlos e integrarlos a nuestra vida
    para que los hagamos inmortales. Recrearnos en ellos y sentir
    la vida correr por nuestras venas, así como se siente en el curpo cuando escuchamos los primeros acordes de “Nereidas” o “Juárez” (mi danzones favoritos). Qué sensualidad, qué elegancia y qué arte. ABRAN OTRO SALON MEXICO !!!! Saludos.

  • El danzón consiste en bailar en pareja dibujando cuadros, con los pies en el piso y haciendo giros, siguiendo música… http://t.co/4RwLZwZC

  • Yo soy nacido en 1975 pero en USA pero de padres mexicanos y me dio curiosidad por aprender de esto del danzon, me encantaria ir a mexico df y poder convivir con toda esa gente que aprende a bailar en las plazas y poder ir a un lugar que dicenq eu es muy bueno se llama salon Los Angeles o al Salon California. Alguien sabe de estos? y cuando se cerro por segunda vez el salon Mexico? existe todavia el edificio de el primer lugar para visitas de turistas o ahora es otro empresa?
    Gracias y saludos a todos

  • los amantes del buen baile debemos tener presente este gran salon que tiene tantas anecdotas ya fuera por su gente que acudia a disfrutar el cadencioso ritmo del danzon o los que gustaban de escuchar y a la vez ver bailar a la gente que destaco en ese rubro ya que muchas de las rumberas de ese tiempo pasaron por el lugar y grandes bohemios de tiempo